¿Cuáles son las ayudas para rehabilitar o construir una casa?

Construir, comprar o reformar una vivienda no es una tarea sencilla, por eso cualquier ayuda a la que podamos acceder viene bien. Hace poco más de 2 meses, el 23 de marzo de 2018, se aprobó el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que contempla una serie de ayudas orientadas, entre otras cosas, al acceso de los jóvenes a las viviendas, a las reformas de alta eficiencia energética y al fomento del alquiler. La cuantía máxima para las subvenciones del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 asciende a 1.443 millones de euros.

Muchas veces, cuando emprendemos un proyecto de compra, construcción o reforma de una vivienda, no somos conscientes de que podemos ser candidatos a percibir ayudas que nos faciliten el camino. Aunque este nuevo plan debe ser definido e implementado aún a nivel autonómico, aquí explicamos alguna de las ayudas más interesantes que incluye y que se trasladarán a cada autonomía en cuestión de semanas.

Así, el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 está compuesto por nueve programas de ayudas, de los cuales cinco van dedicados a la rehabilitación y construcción de viviendas, estos son los que vamos a desarrollar en este post:

1. Programa de fomento del parque de vivienda en alquiler.

Se trata de una ayuda destinada al fomento de la construcción de vivienda para alquiler. Los beneficiarios de la ayuda son tanto particulares como empresas, privadas o públicas, que quieran construir o rehabilitar viviendas, con la condición de que las mantengan en alquiler durante un plazo mínimo de 25 años. Además, el precio del alquiler queda limitado, según la ayuda que solicitemos, de la siguiente manera:

  • Opción 1, con una ayuda de hasta 35.750 €/vivienda y limitada al 50% de la inversión: El precio del alquiler de la vivienda no podrá ser superior a 5,5 €/m2.
  • Opción 2, con una ayuda de hasta 31.550 €/vivienda y limitada al 40% de la inversión: El precio del alquiler de la vivienda no podrá ser superior a 7 €/m2.

Por otro lado, los inquilinos que podrán acceder a estas viviendas con alquiler reducido, deberán tener unos ingresos máximos de 3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples)* en la opción 1 y de hasta 4,5 veces el IPREM en la opción 2.

*Para aclarar esta última condición, referida al IPREM (que se repetirá como condicionante en otras ayudas), debemos saber que este se sitúa, en 2018, en 537,84 € al mes. Así, 3 veces el IPREM suponen unos ingresos de 1.613,52 € al mes; y 4,5 veces el IPREM 2.420,28 € al mes. El IPREM es un índice, sustituto del salario medio interprofesional, que utiliza la administración como referencia para la concesión de ayudas.

2. Programa de fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas.

Como su propio nombre indica, esta ayuda va destinada a obras de mejora que tengan como objetivo la sostenibilidad y la eficiencia energética de las viviendas, ya sean unifamiliares (como una casa de campo) o edificios de residencia colectiva (bloques de viviendas). Se podrán beneficiar de estas ayudas todos los propietarios de viviendas, ya sean particulares o empresas, públicas o privadas, así como cooperativas y comunidades de propietarios.

Los requisitos para poder recibir las ayudas son los siguientes:

  1. Al menos el 70% de la superficie de los edificios a rehabilitar deberá estar destinada a uso residencial de vivienda.
  2. Las viviendas, si son unifamiliares, deben ser domicilio habitual y, de la misma manera, en el caso de bloques o agrupaciones de viviendas, al menos el 50% de las mismas deberán ser domicilio habitual.
  3. Con las obras realizadas se deberán conseguir unas mejoras de la demanda energética mínimas según la zona climática donde se sitúe la vivienda:
    • Zona climática D y E: reducción del 35%.
    • Zona climática C: reducción del 25%.
    • Zona climática Alfa (Islas Canarias), A y B: reducción del 20%.
  4. Tendrán preferencia los edificios/viviendas anteriores a 1996.

Teniendo en cuenta estos requisitos, las ayudas son, de manera general, de hasta el 40% de la inversión realizada en estas obras de mejora. Pero si tenemos ingresos inferiores a 3 veces el IPREM entonces la ayuda prestada llega hasta el 75% de la inversión.

De todas maneras, las ayudas tienen un límite máximo según el tipo de edificio y el beneficiario final:

  • En el caso de viviendas unifamiliares:
    • El límite general de la ayuda es de 12.000 €, pero puede llegar a ser de 24.000 € para personas con discapacidad, dependiendo del grado de la misma.
    • Se incrementa la ayuda en 1000 € si esta se solicita para un BIC (Bien de Interés Cultural).
    • También se incrementa la ayuda correspondiente en un 25% para el caso de menores de 35 años, que realicen este tipo de obras en edificios situados en municipios con menos de 5.000 habitantes.
  • En el caso de edificios de viviendas:
    • El límite general de la ayuda es de 8000 €/vivienda y 80 €/m2 de local, pero de nuevo llega hasta los 24.000 € para personas con determinado grado de discapacidad.
    • Si se trata de un BIC, se da un incremento de 1.000 €/vivienda y 10 €/m2 de local.
    • Al igual que en las unifamiliares, la ayuda correspondiente se incrementa en un 25% para menores de 35 años, siempre que realicen este tipo de obras en edificios situados en municipios con menos de 5.000 habitantes.

3. Programa fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas.

En este caso, la ayuda se destina a las obras en edificios de viviendas con el objetivo de mejorar la accesibilidad universal (rampas, ascensores, etc), la seguridad de uso y para la conservación general del edificio. Se pueden beneficiar de la misma todos los propietarios, particulares o empresas, comunidades de propietarios y cooperativas.

De nuevo, se da preferencia a edificios anteriores a 1996 y, como requisitos, podrá solicitarse para viviendas unifamiliares o edificios de viviendas, con al menos un 70% de su superficie dedicada a las mismas y siendo un 50% de estas viviendas residencia habitual.

El límite de la ayuda es, con carácter general, un 40% de la inversión, pero puede llegar al 75% de la inversión si los ingresos del beneficiario son inferiores a 3 IPREM o cuando se trate personas discapacitadas y/o mayores de 65 años.

La cuantía de estas ayudas tiene unos límites fijados en:

  • 3.000 € si se trata de obras de conservación
  • Hasta 8.000 €/vivienda para obras de accesibilidad, pudiendo llegar hasta 17.000 €/vivienda para personas con un grado de discapacidad severo.
  • Incremento de 1.000 €/vivienda si se trata de un BIC e incremento de un 25% para el caso de menores de 35 años y edificios situados en municipios con menos de 5.000 habitantes.

4. Programa de fomento de la regeneración y renovación urbana y rural.

Este programa contempla ayudas destinadas a las obras de rehabilitación de viviendas (ya sean bloques de viviendas o vivienda individual) y a las obras de construcción de edificios de viviendas en lugares donde previamente se hayan demolido otros edificios, también se incluyen ayudas para las obras de  acondicionamiento de los espacios públicos cercanos/adyacentes a estos edificios. El beneficiario de la ayuda será aquel que ejecute las actuaciones.

Entre los requisitos, aparece nuevamente la eficiencia energética como condición:

  1. Las viviendas nuevas/rehabilitadas deberán tener una calificación energética B o superior.
  2. El 70% de la edificabilidad sobre rasante deberá estar destinada a uso residencial.
  3. Las obras/actuaciones no se podrán extender durante más de 5 años.

En cuanto a la cuantía de las ayudas, al igual que en anteriores casos, estas serán de manera general el 40% de la inversión. En caso de ingresos inferiores a 3 veces el IPREM, o de residentes con movilidad reducida y/o mayores de 65 años, la ayuda podrá llegar a ser del 75% de la inversión.

Ayudas vivienda 24.jpg

El límite de la cuantía de estas ayudas queda fijado de la siguiente manera:

  • En el caso de rehabilitación, será de un máximo de 12.000 €/vivienda y 120 €/local.
  • En el caso de renovación/nueva construcción, la ayuda será de hasta 30.000 €/vivienda.
  • Para las obras de urbanización de los alrededores a estos edificios, se concederán hasta 2.000 € por cada vivienda rehabilitada o construida.
  • Si fuera necesario algún realojo, se conceden ayudas de hasta 4.000 €/año por cada unidad de convivencia, durante un máximo de 3 años.
  • También se dan ayudas para los gastos en equipos técnicos y oficinas de planeamiento, siendo estos de hasta 1.000 €/vivienda.
  • Por último, se incrementa la ayuda en 1000 €/vivienda y 120 €/local si se trata de un BIC, y también se incrementa en un 25% para el caso de menores de 35 años que quieran realizar estas actuaciones en edificios situados en municipios de menos de 5.000 habitantes.

5. Programa de fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad.

Esta ayuda va dirigida a la construcción o rehabilitación de viviendas con unas características específicas para gente mayor y/o con alguna discapacidad. Deberán ser viviendas adaptadas para facilitar su uso por parte de este segmento de la población, de manera que deberán contar, por ejemplo, con zonas comunes, zona sanitaria, zonas para hacer ejercicio, etc. todo ello adaptado.

La ayuda para este tipo de actuaciones es de 400 € por metro cuadrado de superficie útil y por vivienda, con un límite del 40% de la inversión.

Los beneficiarios de la ayuda serán las empresas, públicas o privadas, fundaciones y otros tipos de asociaciones promotoras de este tipo de actuaciones. Entre las condiciones para recibir la ayuda está que las viviendas se destinen, durante un mínimo de 40 años, al alquiler o cesión de uso para las personas mayores o discapacitadas. También se limita el alquiler o cesión de uso a un precio de 9,5 €/m2 de vivienda.

En cuanto a los requisitos para los inquilinos, deberán ser personas mayores de 65 años o con discapacidad, con unos ingresos inferiores a 5 veces el IPREM, que no dispongan de ninguna vivienda en propiedad y con un patrimonio inferior a 200.000 €.

Ayudas vivienda 12.jpg

El Plan Estatal de Vivienda también incorpora, en los otros 4 programas restantes, interesantes ayudas para los jóvenes menores de 35 años que quieran comprar una vivienda en un municipio con menos de 5.000 habitantes (una medida para combatir la despoblación del medio rural); ayudas al alquiler para personas o familias con ingresos inferiores a 3 veces el IPREM y que se incrementan si además van destinadas a menores de 35 años y mayores de 65 años; así como ayudas para personas en situaciones de desahucio o con problemas en el pago de préstamos. Puedes consultar todos los programas de ayuda del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 aquí.

Como habréis observado, la mayoría de las ayudas ponen como condicionante la mejora de la eficiencia energética, el alquiler y las ayudas a los sectores de población que tienen más problemas para acceder a una vivienda. También se fomenta la repoblación de las zonas rurales en municipios con menos de 5.000 habitantes, algo que nos puede interesar si tenemos pensado irnos a vivir al campo. En el caso particular de la Comunidad de Madrid, 99 municipios cumplen con este requisito.

Para solicitar cualquiera de estas ayudas, lo mejor es acudir a alguna de las oficinas informativas del ayuntamiento de la comunidad autónoma correspondiente o contactar con un profesional, preferiblemente un arquitecto, que recopile esta información por nosotros y nos guíe durante todo el proceso.