Boklok y Building Blocks: Las viviendas baratas, de calidad, de rápida construcción e industrializadas de IKEA

Imagen: Boklok

A poca gente hoy en día no le sonará el nombre de IKEA, el fabricante sueco de muebles empaquetados que puede montar uno mismo. Un proceso que respeta una filosofía de empresa en la que el ahorro, la eficiencia y las soluciones inteligentes, junto a la satisfacción del cliente, se valoran por encima de todo.

Muchos habremos entrado alguna vez en una de sus tiendas e incluso habremos recorrido esos apartamentos diminutos que tienen montados dentro de las mismas y que están aprovechados al milímetro. A lo mejor podríamos decir que esos fueron los primeros apartamentos de la empresa sueca.

Imagen: Boklok

La realidad es que, desde 1997 la constructora Skanska e IKEA están colaborando en la fabricación e instalación de viviendas industrializadas en el norte de Europa. La marca o nombre de este modelo de vivienda es Boklok, que se puede traducir como “vivienda inteligente o vivienda sabia”, refiriéndose no a una smart home, sino a una vivienda barata, con buenas calidades, sostenible y con un proceso de fabricación eficiente (el mismo estilo que los muebles de IKEA).

Imagen: Boklok

Actualmente ya hay más de 11.000 viviendas Boklok repartidas por Suecia, Holanda, Dinamarca, Alemania y (muy recientemente) Inglaterra. Desde el primer prototipo, ya van por la versión 7.0 y se sigue actualizando continuamente, gracias a las sugerencias de todos los habitantes de estas viviendas, así como a la capacidad de mejora que permite la construcción industrializada.

Las viviendas están formadas por 2 o 3 módulos según el tamaño que tengan y llegan a obra totalmente terminadas y equipadas con una cocina de IKEA. Todos los procesos de construcción de las viviendas, desde la estructura, hasta la pintura y los alicatados, se realizan en unas grandes naves industriales propiedad de Skanska. Una vez terminado cada módulo, se empaqueta y es transportado al solar donde, con la ayuda de una grúa, un edificio completo se puede montar en un solo día. En total, desde la puesta en marcha del proyecto hasta que los propietarios comienzan a habitar las viviendas, pasan 9 meses.

Vídeo: Boklok

Un dato interesante de los inicios del proyecto es que el primer paso no consistió en darle vueltas a un diseño o a una distribución de vivienda, sino que el equipo realizó un estudio para calcular el precio que podía pagar por una vivienda una persona soltera, con un salario medio-bajo y considerando una hipoteca de 25 años, sin que el pago de la misma afectara a su calidad de vida (entre otras cosas, mantener la capacidad de ahorro). Así, el precio de estas viviendas se sitúa entorno a los 150.000 € y el tamaño de las mismas va desde los 45 m2 hasta los 70 m2. Son viviendas orientadas a personas mayores que buscan una casa más pequeña, a jóvenes que buscan su primer hogar o a pequeñas familias con recursos más limitados pero que quieren una vivienda de calidad.

Imagen: Boklok

Tras su lanzamiento en 1997, el éxito fue tal que se formaron colas en las entradas de las tiendas de IKEA (donde se vendían estas viviendas en un primer momento). Actualmente, el acceso a una de estas viviendas se hace por sorteo para evitar esas situaciones y que el reparto sea lo más justo posible. Cada persona solo puede tener una de estas viviendas y no está permitida su venta hasta que pasan un mínimo de años, para evitar la especulación.

Imagen: Boklok

Como decíamos, las viviendas Boklok se construyen de manera industrializada dentro de grandes naves. Después, los diferentes módulos se trasladan al solar y allí se van acoplando unos con otros a una velocidad impresionante. El material principal utilizado en su construcción es la madera, un material sostenible y 100% reciclable. Gracias al uso de este material y al proceso de construcción industrializada, de todos los materiales usados, se deshecha menos del 1% y la huella de carbono se reduce en al menos un 50% respecto a la de un edificio construido de manera tradicional. Además, los últimos modelos de vivienda Boklok permiten reducir el consumo hasta los 60 kWh/m2 año, es decir, son viviendas de alta eficiencia energética.

Imagen: Boklok

El proceso constructivo industrializado de Boklok recuerda mucho al de las viviendas industrializadas de Toyota, de las que ya hablamos en un post anterior y que se diferencian, entre otras cosas, en el tamaño del módulo base.

Imagen: Boklok

Pero este no es el único proyecto de IKEA relacionado con la vivienda y con los procesos de construcción industrializados. En 2018, IKEA invitó a dos estudiantes de arquitectura danesas (Johanne Holm-Jensen y Mia Behrens) a participar en un proyecto en Space 10, un laboratorio orientado al desarrollo de modos de vida sostenibles. Durante 6 meses diseñaron un prototipo de vivienda persiguiendo una serie de objetivos:

  • Debía ser global, servir para cualquier cultura y poderse situar en cualquier parte del mundo.

  • Debía ser sostenible y adaptable.

  • Debía poder fabricarse de manera local, es decir, cerca de su punto de instalación.

  • Debía poder fabricarse mediante alguna herramienta de fabricación digital.

Imagen: Building Blocks

El resultado recibió el nombre de Building Blocks y se trata de una vivienda de 49 m2, cuyo diseño es de código abierto y en la que se ha utilizado un solo material, la madera contrachapada. Las diferentes piezas que componen esta vivienda se pueden fabricar de manera digital, introduciendo los datos de corte necesarios (el diseño) en una fresadora CNC. El ensamblaje de las diferentes piezas es sencillo para que la pueda montar cualquiera.

Los planos se pueden descargar de manera gratuita y sus creadoras ya levantaron un primer prototipo, construido por ellas mismas, como si de un mueble de IKEA se tratara. El coste de construcción se situó en los 163 €/m2.

Imagen: Building Blocks

El tamaño de la misma (49 m2) también es clave, ya que las viviendas de este tamaño no están afectadas por normativa de vivienda en Dinamarca. Además, el módulo es ampliable tantas veces como queramos de manera que puedes montar una pequeña vivienda para 2 personas o juntar módulos suficientes para un campamento.

Ampliable, honesta y adaptable. Imagen: Building Blocks

Tras construir ellas mismas y probar este primer prototipo, se dieron cuenta de que necesitaba una serie de mejoras relacionadas con las uniones entre las distintas piezas y la impermeabilización. Las uniones entre las piezas de madera eran planas y no desaguaban bien cuando llovía. Al estar construida la vivienda entera con madera contrachapada, el deterioro por la lluvia era muy rápido y fue necesario recubrir todo el módulo con una capa de impermeabilizante.

La fachada revestida con una capa impermeabilizante. Imagen: Building Blocks

Actualmente se pueden descargar los planos de la vivienda para construirla tú mismo (bajo tu responsabilidad) o para realizar mejoras en el diseño e incluso propuestas al equipo de Building Blocks.

Parece que de una manera u otra la construcción industrializada se va abriendo camino en el sector de la construcción. Aunque también sabemos que por el momento IKEA no se plantea desarrollar en España las viviendas Boklok. La razón parece estar en el elevado precio del suelo urbanizable, que haría imposible mantener el requisito de un precio asequible.