Arquitectura mínima: Kasita

Después de vivir durante un año en un contenedor de 3 metros cuadrados adaptado, el profesor Jeff Wilson ha desarrollado un nuevo concepto de vivienda mínima: Kasita.

 Jeff Wilson en el interior de su contenedor adaptado.

Jeff Wilson en el interior de su contenedor adaptado.

Aunque a primera vista pueda parecernos una idea similar a otras de las que ya hemos hablado anteriormente, Kasita es una vivienda mínima pensada para dar una solución real al problema de acceso a vivienda que hoy en día se está dando, no sólo en nuestro país, sino también en EE.UU.

Pero ¿cómo se conseguiría esto? Kasita es una vivienda modular prefabricada que puede ser apilable gracias a una subestructura metálica. Se trata de un nuevo concepto de vivienda en el que ya no tendríamos que preocuparnos por el valor del terreno o las licencias urbanísticas, tan sólo tendríamos que adquirir nuestra Kasita y apilarla en una de estas estructuras que tuviera espacio disponible, en la ciudad que quisiéramos. Si por alguna razón tuviéramos que mudarnos a otra ciudad, nuestra Kasita se desconectaría de esta estructura y un camión la transportaría a su nueva ubicación, ya sea en un terreno o en una estructura en otra ciudad.

Estas subestructuras para apilar Kasitas podrían tener una altura de hasta 10 plantas e irían equipadas con todas las instalaciones y conexiones necesarias para dar servicio a las viviendas modulares (agua, electricidad, ascensor, red de desagüe…). En general, la subestructura y el terreno que esta ocupa pertenecerían a un promotor, el cual las construiría y mantendría para dar servicio a los propietarios de Kasitas. Pero se podrían dar otras muchas situaciones, como que se levantasen por acuerdo entre varios propietarios de Kasitas, que un solo promotor construyese la estructura y adquiriese varios módulos Kasita para luego alquilarlas, etc.

 Varios módulos de Kasita son apilables gracias a una estructura metálica.

Varios módulos de Kasita son apilables gracias a una estructura metálica.

El hecho de que esta vivienda modular sea compatible con su apilamiento en altura así como su instalación en un terreno o incluso en la cubierta de un edificio preexistente, es ya un primer rasgo diferenciador de muchos otros conceptos de vivienda mínima. En cuanto a la estética exterior vemos que predomina el vidrio y el metal, pero ¿cómo es el interior de Kasita? Jeff Wilson trabajó con un ingeniero industrial de Apple para el desarrollo de esta vivienda ya que su intención era que fuese “como un iPhone en el que poder vivir”.

 Plano de planta de la vivienda Kasita.

Plano de planta de la vivienda Kasita.

La vivienda modular Kasita tiene unas dimensiones totales de 9,42 metros de largo por 3,63 metros de ancho, con un total de 33 metros cuadrados de superficie (desconocemos si se trata de superficie útil o construida). Dentro encontramos todo lo necesario para vivir con una comodidad superior a la de otros sistemas de vivienda mínima que hemos analizado.

Kasita cuenta con un baño equipado con inodoro, ducha y lavabo, una cocina completa, con horno, nevera, lavavajillas y lavadora-secadora, y por último un área más amplia dedicada a la zona de estar que se transforma en dormitorio.

Esta zona de estar tiene una altura superior a la del resto de la casa y desde ella se tiene acceso a muchas de las zonas de almacenamiento disponibles, que se sirven de esta diferencia de altura para esconderse en el entresuelo (entre ellas está la cama, escondida bajo el suelo de la cocina).

También en este área de la vivienda, en uno de los extremos del módulo, las paredes y el techo se acristalan por completo, dando lugar a un espacio muy abierto y luminoso. Los vidrios con los que va equipada Kasita son electrocromáticos, cambian de transparente a opaco mediante un pequeño aporte de energía y se regulan a través de una aplicación del móvil que nos permite controlar toda la casa: temperatura, iluminación artificial, apertura y cierre, opacidad de los vidrios, etc.

En cuanto al consumo energético, Kasita está preparada para conectarse a la red eléctrica general o autoabastecerse a través de sistemas renovables y baterías.

Su precio de venta en EE.UU es de 139.000$ (algo más de 126.000€), incluyendo una pequeña escalinata de entrada, indicativo de que en un principio parece que irá orientada a su implantación en terrenos (más sencillo que en la ciudad). En el folleto informativo aclaran que este precio no incluye el transporte, la instalación ni, por supuesto, el terreno. Teniendo en cuenta que el precio medio de la vivienda nueva en las afueras de una ciudad de EE.UU es de 1.600$ por metro cuadrado (y en el centro de la ciudad 2.200$ por metro cuadrado), puede que Kasita no sea, de entrada, tan accesible a todos los bolsillos. Aunque, como ya adelantó su creador Jeff Wilson, el precio de Kasita debería estar “en algún lugar situado entre lo que vale un Tesla y un Tesla de alta gama”.