Tutorial Photoshop - 5 métodos para realizar recortes

Como casi toda acción en Photoshop, dejar un elemento sin fondo tiene múltiples formas de llevarse a cabo. Según qué vayamos a recortar y la precisión qué busquemos será más recomendable usar un método u otro.

Ya hemos hablado con anterioridad en este blog de la importancia de tener una biblioteca de recursos a nuestro gusto. Para algunos elementos recurrimos a las descargas de internet y para otros, cómo se verá en este post, es mejor hacerlos nosotros mismos.

Lo primero de todo y antes de ver ninguno de los 5 métodos, es necesario mencionar el método que NUNCA debe usarse, el BORRADOR. La razón por la que no debemos nunca eliminar los fondos con el borrador es porque perderemos esa parte de la imagen para siempre y puede que la necesitemos recuperar en algún momento. Por ello es muy recomendable nunca borrar nada de forma definitiva y usar capas duplicadas y máscaras de capa en su lugar.

PINCEL EN MÁSCARA DE CAPA

Es el método que mayor libertad da.

Es la herramienta alternativa al borrador. Crear una máscara de capa nos permite ocultar parte de la imagen y dejar visible solo el elemento que necesitamos, funcionando así como un recorte. Con este método logramos toda la precisión que realmente queramos poner en el recorte, ya que lo que realmente estamos haciendo es pintar las zonas que no queremos que se vean. Cuanto más pequeño el pincel más preciso el recorte.

  1. Seleccionamos la herramienta pincel (B).
  2. Añadimos una máscara de capa con el botón “Añadir una máscara” que se encuentra en la parte inferior del menú de capas.
  3. Seleccionamos la máscara de capa recién creada.
  4. Con el color negro vamos pintando las zonas del contorno de la figura que queremos recortar para aislarla del resto de la imagen.

Los 4 métodos de los que vamos a hablar a continuación son, en realidad, formas de hacer una selección. Una vez que tenemos seleccionado el elemento que vamos a recortar solo tenemos que añadir una máscara de capa y veremos como el fondo desaparece al instante.

LAZO POLIGONAL

Selecciones rápidas de formas sencillas.

Cuando empecé a usar Photoshop hace años la herramienta del lazo poligonal (L) era la herramienta por excelencia para hacer una selección. Su versatilidad y facilidad de uso la hacen perfecta para los principiantes. Pero esta herramienta en apariencia sencilla esconde un par de trucos muy útiles para hacer una selección más precisa. El primero es que si mantenemos shift mientras usamos el lazo crearemos una línea perfectamente ortogonal y el segundo, que al mantener pulsada la tecla Alt (Opt en Mac) y el botón izquierdo del ratón pasaremos a usar el Lazo normal (sigue el movimiento del ratón) en lugar del poligonal.

  1. Seleccionamos la herramienta lazo poligonal (L). Podemos usar también la herramienta lazo (sin poligonal) si tenemos una pen tablet o el pulso de un cirujano. El lazo magnético es la tercera alternativa pero no es nada recomendable.
  2. Ajustamos el valor de “Desvanecer” a 0px y marcamos el tick de “Suavizar”.

VARITA MÁGICA

Muy rápida pero poco efectiva.

La varita mágica (W) se presenta como una opción sencilla para selecciones complejas, damos un click en el elemento que vamos a seleccionar y la varita hace el resto. Por desgracia no funciona tan bien como nos gustaría a todos. Esta herramienta selecciona todo aquello que se parezca al punto en el que hemos dado un click, damos al verde y selecciona lo verde. Pero el problema surge cuando tenemos que seleccionar blancos o negros, los cuales suelen encontrarse por todas partes. Esta herramienta solo resulta útil si tenemos un objeto muy bien contrastado del resto de la imagen.

  1. Seleccionamos la varita mágica (W) o la selección rápida, que funciona igual que la varita pero con menos ajustes. Manteniendo shift podemos añadir a la selección y manteniendo Alt (Opt en Mac) quitamos parte de la selección.
  2. En los ajustes es recomendable tener siempre marcada la opción “Suavizar” y jugar con el valor de la tolerancia para lograr una selección más precisa.

PLUMA

La opción más precisa y también la más lenta.

Si eres de los que necesita que todo este perfecto, esta es tu herramienta para realizar selecciones. La pluma nos permite realizar trazados colocando puntos de ancla que podemos mover en cualquier momento. Cada vez que creamos un punto, éste se une con el anterior con una trazo recto, pero si mantenemos el click del ratón y lo movemos veremos que la recta empieza a curvarse. Sabiendo esto ya podemos desarrollar los trazados más complejos. Además en cualquier momento podemos coger un punto manteniendo la tecla Ctrl (Cmd en Mac) para moverlo o la tecla Alt (Opt en Mac) para cambiar la curvatura.

  1. Seleccionamos la herramienta pluma (P).
  2. Pasamos a la pestaña trazados para seleccionar los trazados que vayamos realizando con la pluma. Se guardan igual que las capas de Photoshop y se pueden cambiar fácilmente.
  3. Pulsamos en el botón “Cargar trazado como selección” para convertir nuestro reciente trazado en una selección lista para recortar.

GAMA DE COLORES

Rápida, muy rápida, pero necesita fondos bien contrastados.

Al igual que con la varita mágica, la selección por gama de colores necesita que haya claras diferencias entre lo que queremos seleccionar y el resto, es decir, no uses está herramienta para seleccionar un árbol dentro de un bosque, pero si un árbol con un cielo de fondo. La herramienta es muy fácil de entender, manteniendo Shift podemos ir pasando el ratón por los colores que queremos que se seleccionen y manteniendo Alt (Opt en Mac) hacemos lo mismo para los colores que no queremos en nuestra selección.

  1. Vamos a “Selección > Gama de colores…”.
  2. En el cuadro desplegado desmarcamos la opción de “Grupos de colores localizados” para lograr una selección más precisa. También es recomendable ir variando la tolerancia en cada caso hasta lograr el mejor resultado.

Recuerda que para que un archivo no tenga fondo hay que guardarlo en formato .png.