Photoshop – Crea 3 pinceles para dibujar árboles

Aunque hay multitud de formas de introducir vegetación en Photoshop, el método que nos da más libertad es crearla desde cero. Este proceso puede sonar muy laborioso pero con este tutorial comprobarás que es más sencillo de lo que parece.

Si cada vez que queremos colocar un árbol en algún plano, fotomontaje o cualquier tipo de imagen tenemos que crearlo a partir de nada, acabaríamos perdiendo una gran cantidad de tiempo. La forma de tener vegetación distinta y única en cada ocasión y, al mismo tiempo, poder hacerlo rápidamente, no es otra que crear nuestros propios pinceles. Ya demostramos lo útil que puede ser tener tus propios pinceles en este post.

Para este tutorial crearemos 3 pinceles distintos, uno para el tronco y las ramas, otro para la textura de la madera y, por último, uno para el follaje.

Pincel de tronco

Este es el pincel más sencillo de crear y también la base de todo árbol, razón por la que empezamos con él. Para empezar abrimos un nuevo archivo en Photoshop (Ctrl+N/Cmd+N) a tamaño A4 y con fondo blanco. Usaremos esta hoja para probar nuestros pinceles.

Para crear un pincel tenemos dos opciones, podemos crearlo desde cero o podemos coger uno existente y modificarlo. En esta ocasión haremos lo segundo, en la herramienta pincel (B) seleccionamos un pincel básico, un pincel redondo sin más.

Para modificar y personalizar el pincel entramos en la ventana de ajustes de pincel dando click en el icono del bote con pinceles o presionando F5.

En “Forma de la punta del pincel” ponemos el tamaño en 30 px, la dureza al 100% y el espaciado al 25%.

Activamos la “Dínamica de forma”. En variación del tamaño cambiamos el control a transición y damos un valor de 200. En el valor de variación de la redondez colocamos un 25% y dejamos la redondez mínima al 1%.

Consejo: Al colocar el control de tamaño en transición cuando usemos el pincel empezará teniendo el tamaño completo y acabará por desaparecer según trazamos una línea. Para controlar cuánto tarda en hacer esta transición podemos alterar el valor (entre 1 y 999) que se encuentra a la derecha de esta opción. Lo mejor es hacer pruebas hasta estar convencido.

Para guardar el pincel que acabamos de crear damos al icono de la esquina inferior derecha de la ventana de ajustes y damos un nombre a nuestro pincel.

Ahora con el color negro y en una capa nueva dibujamos la estructura del árbol. Usamos un tamaño grande de pincel para el tronco principal y vamos reduciendo el tamaño del pincel para dibujar las ramas. Cuantas más variaciones de tamaño hagamos más realismo podremos dar a las ramas.

Pincel de textura de madera

Arrevol_Tutorial_Árbol en Photoshop 2.jpg

Para darle textura de madera al tronco y que no se quede como una simple silueta, creamos un pincel rayado que cuando lo pasemos por el tronco le dé una apariencia más realista.

Primero abrimos un nuevo archivo (Ctrl+N/Cmd+N) de 200x200 píxeles, 72 ppp y color blanco de fondo. Es muy importante que el fondo sea blanco ya que al crear un pincel Photoshop interpretará el color blanco como transparencia.

Consejo: A la hora de decidir el tamaño de partida del pincel hay que tener en cuenta que los pinceles son imágenes ráster. Esto quiere decir que si los hacemos de un tamaño y luego lo aumentamos mucho no se verán correctamente. Photoshop permite crear pinceles de hasta 2500x2500 píxeles, pero usar estos tamaños consume mucha memoria del ordenador cuando se usan y no resultan útiles. Dependiendo de cómo estemos acostumbrados a trabajar haremos los pinceles de un tamaño u otro.

Con un pincel básico circular y con el color negro puro como color frontal, realizamos varias líneas horizontales sin llegar a tocar los bordes de la hoja. Una vez estemos contentos con el resultado vamos a Edición -> Definir valor de pincel y le damos un nombre al pincel. Para personalizarlo abrimos la ventana de ajustes de pincel como hicimos con el pincel anterior.

En “Forma de la punta del pincel” ponemos el tamaño en 35 px y el espaciado al 20%.

Activamos la “Dínamica de forma”. En variación del tamaño damos un valor del 12%. En el valor de variación del ángulo lo dejamos en 0% y cambiamos el control a dirección. De esta forma el pincel gira según la dirección en la que estemos dibujando.

Activamos la “Dinámica de color”. Damos un 70% a la variación de brillo y dejamos el resto de valores al 0%.

Activamos la “Transferencia”. Colocamos un valor del 90% tanto a la variación de opacidad como a la de flujo.

Para aplicar la textura tan solo será necesario crear una capa nueva por encima de la capa que tenga el árbol recién pintado y aplicarla como máscara de recorte dando click derecho sobre la nueva capa y dando a “Crear máscara de recorte”. De esta forma, todo lo que pintemos en esta capa solo afectará a la capa inferior, sin afectar al fondo de la imagen.

Si solo queremos añadir textura para que no se vea como una silueta vale con usar negro de color frontal y blanco de color de fondo. Pero podemos elegir cualquier color para darle más realismo.

Pincel de follaje

Por último, debemos crear un pincel que nos permita añadir hojas a nuestro árbol. Para empezar abriremos un nuevo archivo como hicimos con el anterior pincel y dibujamos una hoja en el centro del cuadrado de color negro. Esta hoja puede ser como nosotros queramos, incluso podemos coger la fotografía de una hoja y recortar el fondo para tener un aspecto más realista. Para este tutorial vamos a crear una forma muy simple realizada con la herramienta lazo poligonal (L) y rellena de negro.

 Prueba con distintas formas

Prueba con distintas formas

Al igual que con el pincel de la textura vamos a Edición -> Definir valor de pincel, le damos un nombre al pincel y abrimos la ventana de ajustes de pincel para modificarlo.

En “Forma de la punta del pincel” ponemos el tamaño en 12 px y el espaciado al 95%.

Activamos la “Dínamica de forma”. En variación del tamaño damos un valor del 50%, en variación del ángulo ponemos un 55% y en la variación de la redondez un 20% con redondez mínima del 1%.

Activamos la “Dispersión”. Marcamos la opción “Ambos ejes” y modificamos los controladores de la siguiente manera: dispersión al 825%, cantidad a 9 y Variación de la cantidad al 100%.

Activamos la “Dinámica de color”. Aquí también es necesario cambiar todos los valores. Variación frontal/de fondo al 50%, variación del tono al 30%, la variación de la saturación al 50%, variación del brillo al 15% y mantenemos la pureza al 0%.

Activamos la “Transferencia”. Colocamos un valor del 35% tanto a la variación de opacidad como a la de flujo.

Ahora para añadir el follaje a nuestro árbol, en una nueva capa, todo lo que debemos hacer es elegir un color frontal y otro de fondo que nos gusten y dibujar con el nuevo pincel por encima de las ramas.

Consejo: Si una vez terminado el color resultante no nos convence, podemos cambiarlo fácilmente con un ajuste de Tono/saturación (Ctrl+U/Cmd+U) aplicado a la capa del follaje. También podemos usar la herramienta sobreexponer para dar brillos y subexponer para dar sombras.