Tutorial Photoshop - Corrección de perspectiva

Las imágenes, ya sean fotografías o renders, toman cada vez más protagonismo en el mundo de la arquitectura. Estás imágenes deben seguir una serie de premisas básicas para obtener el resultado más óptimo posible.

La perspectiva es uno de los aspectos más difíciles de manejar correctamente en las imágenes de arquitectura. Gracias a la aparición de Photoshop CC y la herramienta “Deformación de perspectiva” este trabajo se ha simplificado enormemente.

Para empezar debemos abrir con Photoshop cualquier fotografía que tengamos de un edificio en la que notemos que la perspectiva está muy forzada o, simplemente, no es de nuestro agrado. Recuerda que en las versiones anteriores a Photoshop CC esta herramienta no existe. Yo utilizaré la imagen que está a continuación para el tutorial, puedes descargarla dando click derecho y guardar imagen como.

Columbia University Northwest Corner Building / Davis Brody Bond + Rafael Moneo + Moneo Brock Studio

Consejo: Antes de realizar ninguna transformación duplica siempre la capa con la que vayas a trabajar (Ctrl + J – Command + J), de esta forma siempre podrás recuperar la imagen original en caso de haber cometido algún error.

Selecciona la capa que vayas a deformar y dirígete a “Edición”, ahí encontrarás la opción “Deformación de perspectiva”. Si ves que las letras de la herramienta aparecen grises y no la puedes usar, ve a “Edición > Preferencias > Rendimiento > Ajustes avanzados…” y asegúrate de tener marcada la casilla “Usar procesador gráfico para acelerar los cálculos”.

 A continuación se nos abrirá el panel de control de la herramienta de deformación:

Para comenzar a crear la perspectiva en el modo composición debemos crear los cuadrantes clickando y arrastrando encima de nuestra capa. Si seleccionas alguno de los vértices del cuadrante podrás mover su posición libremente, tanto con el ratón como con las flechas de dirección del teclado. Para prolongar un cuadrante manteniendo la perspectiva, mantén Shift pulsado mientras arrastras la línea que deseas mover. Si acercas un lado de un cuadrante a otro lado de otro cuadrante, se volverán azules, indicando que puedes unirlos.

Antes de empezar a deformar ten en cuenta que todo aquello que quede fuera de alguno de los cuadrantes dibujados se deformará bruscamente. Intenta dejar únicamente fuera de los cuadrantes los elementos repetitivos como el cielo o los suelos.

Cuando estemos satisfechos con los cuadrantes que hayamos dibujado pasamos a la opción deformar. Si lo deseamos podemos usar alguna de las tres opciones automáticas para enderezar líneas verticales y/o horizontales, o podemos coger los vértices y los lados de nuestros cuadrantes y moverlos a nuestro antojo. Podemos enderezar y bloquear una línea manteniendo Shift al pulsar sobre ella. La línea se volverá amarilla y al arrastrar cualquiera de sus vértices moveremos también la línea.

Para finalizar la deformación pulsa el tick del panel de control o pulsa Intro en el teclado.

Deformación de dos cuadrantes

Deformación de tres cuadrantes