Impresoras 3D low cost

El momento en el que se anunciaron al mundo las impresoras 3D domésticas parecía que sería la revolución del siglo. La posibilidad de crear cualquier objeto que se nos ocurriese desde nuestro propio hogar. La idea sonaba realmente apabullante, y las noticias sobre el vestido, la bicicleta, la pistola e incluso prótesis perfectamente funcionales, no hacían más que acrecentar su fama. Todo esto fue hasta que el público interesado se fijó en los desorbitados precios.

La mayoría de impresoras 3D siguen siendo caras y complicadas de usar para la mayoría, pero gracias a la labor de grandes ingenieros y del crowdfunding, cada vez nos encontramos con más impresoras cuyos precios están por debajo de los 1.000€.

(Los precios mostrados aquí son los del modelo más barato que ofrece cada compañía, la mayoría suele tener otros modelos o kits más caros)

Peachy Printer - 100$ (90€)

Es probablemente la impresora 3D más barata del mercado, y también una de las más pequeñas. Financiada a través de Kickstarter e Indiegogo, la Peachy Printer utiliza un nuevo tipo de resina líquida y fotosensible que se solidifica cuando es expuesta a la luz de un láser.

 

Si te consideras un manitas Printrbot te da la oportunidad de comprar un kit con todo lo necesario para montarte tú mismo la impresora y ahorrarte hasta 150$ (135€). En su web nos ofrecen hasta 12 tipos de impresoras con distintos tamaños y características, algunas de ellas ya ensambladas y otras aún por montar.

iBox Nano - 300$ (270€)

Barata, pequeña y compacta, las impresoras de iBox se caracterizan sobre todo por ser portátiles y muy silenciosas. Funcionan con una batería con capacidad para 50.000 horas de impresión. Su única desventaja es su clara limitación de tamaño.

 

Reduciendo a mínimos los movimientos y los componentes consiguieron reducir los precios drásticamente. Al contrario que en la mayoría de impresoras 3D, la MOD-t tiene un plato de construcción que se desplaza en los ejes X e Y mientras el extrusor se desplaza en el eje Z.

 

Es la impresora más popular dentro de la comunidad RepRap, es decir, una máquina de bajo coste capaz de producir sus propias piezas y, por lo tanto, de replicarse a sí misma.

RoBo 3D - 800$ (720€)

Una impresora de código abierto, lo que significa que todos los detalles sobre la RoBo se pueden encontrar en internet y todas sus piezas son fácilmente imprimibles.

Tiko - 179$ (161€)

Sin duda alguna, una de las mejores opciones en el mercado para aquellos que buscan una impresora fiable, fácil de usar y barata. Tiko se caracteriza por tener las cualidades de las mejores impresoras 3D, como flexibilidad, wifi, precisión, portátil, segura, resistente, ligera… pero por un precio mucho más competitivo.

Tiko se financio a través de Kickstarter entre marzo y abril de 2015 y hasta Noviembre de ese mismo año no empezarán a comercializarse.