HOLEDECK, forjado eficiente

Holedeck es una empresa española que ha conseguido desarrollar un nuevo tipo de encofrado para forjados de hormigón, inspirado en los típicos forjados bidireccionales pero con mayores posibilidades y, sobre todo, con un importante ahorro en la cantidad de hormigón utilizado y volumen general de la estructura. Esto le ha valido la calificación como el sistema estructural de hormigón más sostenible del mundo. 

Instalaciones en forjado ejecutado con el sistema Holedeck

Se trata de un nuevo sistema de cúpulas de polipropileno recuperables y reciclables que funcionan como encofrado a la hora de hormigonar. 

Los moldes Holedeck son fácilmente apilables

Este nuevo sistema de moldes se compone de una pieza principal a la que se le pueden acoplar otras piezas secundarias dando lugar a una gran variedad de posibilidades. Una vez utilizadas, las piezas se recuperan y, con un mantenimiento correcto, se pueden reutilizar en otras obras.

Componentes del sistema Holedeck

La clave está en la posibilidad de crear huecos entre las bovedillas de hormigón así como en su parte superior, una idea sencilla pero que lo cambia todo. Para empezar se consigue un 15% de ahorro en hormigón respecto al típico forjado bidireccional, pero hay muchas otras ventajas y posibilidades.

Forjado Holedeck

Gracias a estos huecos entre bovedillas, todo el interior del forjado queda intercomunicado y registrable de manera que se pueden utilizar los propios huecos del forjado para introducir instalaciones.

Holedeck genera forjados totalmente registrables

De esta manera ya no necesitamos espacio en los falsos techos para las instalaciones, de hecho, ni siquiera tendríamos por qué poner falso techo, el sistema Holedeck permite que nos lo ahorremos por completo.

Al ofrecernos la posibilidad de no colocar falsos techos, ahorramos altura libre entre forjado y forjado (si antes teníamos pensado colocar las instalaciones en el falso techo, este ahorro de altura puede ser de 60cm fácilmente). Y, al ahorrarnos estos centímetros en la altura de cada planta, en la misma altura en la que, con sistemas típicos, construiríamos 5 plantas, con Holedeck construimos 6.

Es decir, conseguimos más con menos y, por tanto, estamos construyendo de manera más eficiente, sostenible y respetuosa con el medio ambiente ya que inevitablemente se reducen también las emisiones de CO2.

Instalaciones integradas en Holedeck

La reducción en el volumen de hormigón utilizado también supone una disminución del peso propio de la estructura y, por tanto, también se ajusta la cantidad de acero necesario.

Se trata de un producto en plena expansión, con edificios ya construidos en España y otros en proceso incluso a nivel internacional. Es posible que, en los próximos años todos los famosos forjados de bovedilla de hormigón empiecen a estar agujereados, volviéndose mucho más prácticos, ligeros y eficientes.

Edificio construido con el sistema Holedeck en Alcalá de Henares