Flexbrick, tejidos cerámicos.

Flexbrick es un sistema flexible de recubrimiento y acabado (Imagen edificio PMMT architects).

Flexbrick es una empresa española situada en Barcelona que ha introducido un nuevo sistema en el mundo de la arquitectura y la construcción, el tejido cerámico. A partir de un sistema industrializado, se generan unas láminas flexibles compuestas por cables de acero y piezas cerámicas que se pueden adaptar a una gran variedad de formas, sirviendo de revestimiento para fachadas, cubiertas o pavimentos entre otras muchas posibilidades.

El sistema se basa en una malla de cables de acero a la que se ancla un mosaico de piezas cerámicas o de otros materiales pudiendo formar diferentes patrones. En el caso de la cerámica, introduce un nuevo formato para este tradicional material de construcción ampliando sus posibilidades y aplicaciones dentro de la arquitectura.

Flexbrick en fachada de hotel en La Rioja (Blur arquitectura).

Al tratarse de un material flexible, es fácilmente transportable en palets ya que las láminas pueden plegarse. Por otro lado, permite generar láminas flexibles cerámicas de hasta 20 metros de longitud, facilitando y agilizando la puesta en obra. Gracias a esto, se acelera hasta en 10 veces la velocidad de construcción en comparación a un sistema de colocación manual.

Flexbrick aplicado en fachada, cubierta y pavimento (PMMT architects).

Flexbrick se fija a la estructura de fachada de los edificios mediante perfiles de acero inoxidable y unos soportes metálicos previamente montados en la malla de acero que soporta todas las piezas cerámicas. Como el sistema viene listo para su montaje desde fábrica, no solo es más rápido, sino también mucho más sencillo de instalar. Para las configuraciones del sistema tipo celosía, el peso es inferior a los 40kg/m2, todo depende del número de huecos o ladrillos del patrón con el que configuremos la malla.

Flexbrick  como flitro solar en fachada de edificio en Barcelona (Pich Architects).

Este nuevo sistema permite mejorar fácilmente y de manera económica el comportamiento térmico de edificios nuevos y antiguos ya que agrega a las fachadas una capa que aporta más o menos sombreamiento dependiendo de la densidad de material de la propia malla.

Flexbrick permite definir diferentes grados de sombreamiento en el edifico.

Además, admite una personalización total, tanto en materiales como en colores, de los distintos patrones para celosías de fachada, cubiertas u otros elementos realizables con Flexbrick. Una vez el sistema ha sido instalado, todavía se pueden añadir o quitar piezas según queramos abrir huecos en la fachada o regular la entrada de luz.

Flexbrick a modo de sistema de celosía. 

También introduce mejoras en los pavimentos drenantes, ya que con el Sistema Flexbrick, aunque las piezas se encuentran separadas unas de otras, permitiendo un drenaje adecuado, se mantienen fijas en el terreno mediante la malla de cables de acero de manera que guardan su posición incluso con el paso del tiempo y el uso.

Flexbrick usado como pavimento, recubrimiento de fachada y pérgola.

Flexbrick se compone de materiales naturales y reciclables, y para su fabricación se utilizan energías limpias poco contaminantes como el biogás, contribuyendo así a la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Fachada Flexbrick en centro cultural de Cáceres (Losada García Arquitectos).