Los ascensores horizontales ya son una realidad

Prototipo del sistema MULTI en Gijón, España

Thyssenkrupp ha logrado desarrollar el primer ascensor capaz de funcionar sin cables de ningún tipo y que permite desplazarse horizontalmente. Esto permitirá romper viejos límites del mundo de la construcción.

La invención del ascensor supuso en su momento un enorme punto de inflexión en la creación de nuevos edificios y ciudades, permitiendo el desarrollo de rascacielos y ciudades de alta densidad.

Muy poco ha cambiado el ascensor desde que lo inventase Elisha Otis en Nueva York en 1852. Los cerca de 12.000 millones de ascensores que existen en el mundo utilizan, prácticamente, la misma tecnología que se usaba en el siglo XIX. Pero el 5 de noviembre de 2015 Thyssenkrupp mostró al mundo la, que ellos dicen ser, mayor revolución tecnológica en la industria del ascensor, el sistema MULTI. Esta tecnología se caracteriza por tres innovaciones:

  • El ascensor no necesita cables para desplazarse.
  • Varias cabinas pueden usar un mismo hueco.
  • El sistema permite desplazamientos horizontales además de verticales.

Durante las últimas décadas la solución de las grandes ciudades al cada vez más preocupante problema de sobrepoblación ha sido la de crear ciudades verticales de altísima densidad. Una de las mayores limitaciones con la que se encontraban los arquitectos, ingenieros y urbanistas de estas ciudades eran los ascensores, limitados en capacidad y velocidad y que cuantas más plantas cubrían más y más superficie útil consumían.

Esta invención de la compañía alemana puede suponer un enorme cambio en la manera de entender la arquitectura de gran escala. Con nuevas facilidades en el desplazamiento es posible que dentro de unos años veamos ciudades con un nuevo lenguaje arquitectónico que abandone la idea tradicional del edificio vertical y aislado e introduzca mega-estructuras que conectan toda la ciudad entre sí.

Imagen del proyecto Interlace en Singapur, uno de los posibles beneficiados de los ascensores horizontales

¿Pero cómo funciona el sistema MULTI?

Los ascensores utilizan una tecnología muy parecida a la de los trenes Maglev o trenes de levitación magnética. Las cabinas de fibra de carbono y perfilería de aluminio, de tan solo 50Kg de peso propio, se sujetan magnéticamente a unos raíles de acero inoxidable que se extienden horizontal y verticalmente. Para desplazarse utilizan motores de inducción lineal y para realizar el cambio de dirección el sistema cuenta con unas piezas circulares situadas en las intersecciones que pueden girar 90 grados sin girar al mismo tiempo la cabina del ascensor.

Futuro modelo a escala real en Rottweil, Alemania

De momento ThyssenKrupp ha construido un modelo funcional a escala 1/3 en su centro de innovación de Gijón, España. Y está construyendo un modelo a escala real de 241 metros de alto en una torre en Rottweil, Alemania, que se finalizará en el año 2016 y marcará el inicio de la comercialización del novedoso sistema.