Domótica Fácil

Quizá lo primero que nos viene a la cabeza al escuchar la palabra domótica son los adjetivos “caro” y “complicado”, hasta hace poco sólo se conocía lo que podríamos llamar domótica integrada. Pero lo cierto es que este sector está evolucionando y, en los últimos años, gracias al llamado internet de las cosas (IoT), los dispositivos móviles y los wearables, están apareciendo nuevas formas sencillas y baratas, o al menos más accesibles, de conseguir automatizar algunas funciones muy útiles en una vivienda. Todo ello por supuesto, sin necesidad de hacer obra de ningún tipo ni cambios en tus instalaciones y con acceso desde nuestro Smartphone.

Algunas de las últimas novedades de este sector que más nos han llamado la atención tienen que ver con la seguridad, el consumo o el cuidado de los que nos rodean y de nosotros mismos:

BOMBILLA INTELIGENTE

Controla ambientes con la app de Philips Hue.

La alternativa a una compleja instalación de iluminación integrada en toda la vivienda son las bombillas inteligentes. Las nuevas bombillas inteligentes llevan integrado un sistema de control inalámbrico que te permite ajustar (según el dispositivo) el brillo, el tono, el encendido y apagado o el ambiente general de la habitación desde el ordenador, la tablet o el móvil. Incluso se pueden configurar para que te avisen mediante cambios en la iluminación de la llegada de un nuevo correo o el momento de hacer un descanso en tu trabajo.

La otra opción, más económica que una bombilla inteligente pero no menos práctica, son los casquillos inteligentes. Unos adaptadores que se enroscan en los casquillos preexistentes y a los que puedes conectar una bombilla convencional para convertirla en una bombilla inteligente y poderla controlar desde tu Smartphone.

Adaptador casquillo inteligente Incipio

El hecho de que se puedan controlar a través de una aplicación en el Smartphone permite que guardes configuraciones, ambientes, horarios, o que las luces se activen simplemente por proximidad a tu llegada a casa.

 

ENCHUFE INTELIGENTE

Enchufe inteligente EVE.

Controlar los electrodomésticos de tu casa también es posible gracias a los enchufes inteligentes. En general todos tienen las mismas funcionalidades, conectas a ellos el electrodoméstico y a través de redes inalámbricas puedes controlar su encendido y apagado, controlar el consumo e incluso regular su funcionamiento desde cualquier lugar.

Algunos modelos permiten combinar estos enchufes con sensores de presencia de manera que, por ejemplo, se enciendan luces conectadas a los enchufes inteligentes cuando una persona entre en la estancia. O con estaciones meteorológicas de manera que la calefacción se encienda a partir de una determinada temperatura.

El enchufe inteligente de Belkin se puede combinar con sensores de movimiento.

La programación del encendido de aparatos y electrodomésticos puede sernos muy útil de cara al ahorro energético y también nos permite gestionar mejor las tareas del hogar. Así, podemos configurar el enchufe de la cafetera para que cuando nos levantemos ya tengamos el café preparado, las luces de la habitación para que se enciendan de forma tenue a la hora de despertarse, o la calefacción para que la casa esté caliente cuando lleguemos después de un viaje.

CONSUMO AGUA Y LUZ

También existen pequeños gadgets que nos permiten medir el consumo eléctrico y de agua sin grandes cambios en la instalación. Estos dispositivos se conectan a los latiguillos de un lavabo o al circuito eléctrico de la vivienda, sin necesidad de obra de ningún tipo, y nos aportan información en tiempo real sobre el consumo.

FAMILIAS DE SENSORES, MOTHER

Sistema Mother de Sen.se

Otros sistemas se basan en familias de sensores interconectadas, como Mother de Sen.se. Disponen de una base a la que se conectan toda una serie de sensores que podemos colocar a nuestro gusto por la casa o incluso en objetos, personas y mascotas. Estos sensores envían información a la base central y de allí pasan a nuestro Smartphone. Sus funcionalidades son muy variadas, en el sistema Mother, por ejemplo, estos sensores (que ellos llaman motion cookies) pueden servir como despertador, como sensores de movimiento, temperatura o de ubicación. Pueden informarte de si tu hijo ha llegado a casa, de cuantas veces has usado la cafetera (y cuando se acabará el café) o de si se ha abierto la puerta de tu casa o una ventana.

 

SEGURIDAD

Cámara Welcom de Netatmo

Hablando de puertas y ventanas surge el tema de la seguridad. Otra de las grandes aplicaciones de la domótica. En este sentido existe una amplia gama de sensores para puertas y ventanas, cámaras y detectores de presencia que funcionan a pilas o conectados a la red y que nos avisan al momento si algo extraño ocurre en nuestra vivienda. Todo ello sin necesidad de contratar empresa de seguridad de ningún tipo.

Gracias a los sensores de apertura podemos saber si se abre o cierra una puerta o ventana. Con los sensores de movimiento sabemos cuándo alguien entra en una estancia. Con la cámara podemos ver en streaming en nuestro móvil lo que está sucediendo en nuestro hogar. Sólo hay que colocar estos dispositivos en el lugar específico que queremos controlar, conectarlos a una red inalámbrica y nos empezarán a enviar información estemos donde estemos.

Otro sistema que podemos instalar también fácilmente es una cerradura inteligente. Como ejemplo ponemos los modelos de Okidokeys, que permiten apertura y cierre a distancia desde la aplicación móvil, disponen de diferentes dispositivos o métodos de acceso, como tarjetas, pulseras, etc, y nos permiten establecer permisos temporales de acceso a nuestra vivienda, para invitados, técnicos, etc.

 

JARDÍN

Sistema de riego inteligente GreenIQ.

No podemos olvidarnos de las zonas exteriores de nuestra vivienda. Las estaciones de riego automático también han evolucionado, si antes se podían programar ahora pueden reaccionar. Las nuevas centralitas se conectan a la red wifi, recopilan información meteorológica y adaptan el riego de nuestro jardín a las condiciones del clima en tiempo real. Por supuesto también permiten el control de las mismas a distancia desde nuestro móvil y algunas incluso tienen capacidad para gestionar también la iluminación exterior según la hora del día.

Todo esto nos hace pensar que, frente a las instalaciones caras y complicadas de domótica integrada, es posible que el futuro de este sector consista en la conexión de los distintos objetos específicos de una vivienda, desde las bombillas hasta los electrodomésticos, a nuestros dispositivos móviles y ordenadores. Permitiendo un control más preciso, detallado y flexible de nuestro hogar.