Transforma tu cubierta en una cubierta verde, Urbanscape

Cubierta verde con sistema de tepes

Las azoteas de los edificios se convierten muchas veces en espacios infrautilizados o incluso totalmente inútiles. Es cierto que, en los últimos años, se les ha dado algún uso, como el alojamiento de instalaciones, pero todavía son raras las cubiertas que, además de ser transitables o de alojar las múltiples instalaciones de un edifico, son verdes.

Cubierta ajardinada

Sin embargo, cada vez existen sistemas más sencillos que nos permiten acondicionar nuestra cubierta como una cubierta verde, con todas las ventajas que esto conlleva para nosotros y para el medio ambiente, entre las más importantes:

  • Ayudan a absorber y reducir el CO2 y la polución de la atmósfera.
  • Regulan la temperatura de los espacios cercanos y del edificio.
  • Aprovechan el agua procedente de la lluvia.

Ya hablamos en un post anterior de otro sistema para ajardinar terrazas o cubiertas y generar huertos urbanos, se trataba de un sistema más versátil en cuanto a la vegetación que podíamos plantar. En este post hablaremos de un producto todavía más sencillo y asequible.

Urbanscape es un sistema desarrollado por Knauf que permite convertir fácilmente una cubierta estándar en una cubierta verde. Se trata de un sistema modular y ligero con un espesor total de menos de 15cm, incluyendo la capa de vegetación en forma de tepe.

Capas del sistema Urbanscape

Este nuevo modelo de cubierta verde se compone de 4 capas que deben ser instaladas, en el siguiente orden, directamente sobre la membrana impermeabilizante o el acabado final de la cubierta:

  1. Membrana antirraíces: para evitar que las raíces puedan deteriorar la cubierta o la impermeabilización preexistente.
  2. Sistema de drenaje: Se trata de unos paneles de poliestireno reciclado que pueden contar o no con acumulación de agua, dependiendo del clima.
  3. Sustrato Urbanscape: Consiste en una lana mineral de fibras que garantiza la retención y redistribución de agua, ayudando al crecimiento de las plantas.
  4. Tepe Urbanscape: De unos 4cm de espesor en el momento de la colocación y biodegradable. Está compuesto por entre 10 y 12 especies distintas de sedum.

En definitiva, se trata de un sistema sostenible, económico y de fácil instalación (no requiere mano de obra especializada). Una buena alternativa a las cubiertas tradicionales y que no sólo aporta ventajas al medio ambiente, también al edificio en cuestión ya que mejora su aislamiento térmico y acústico, reduciendo la demanda energética del mismo.

Se calcula que cada m² de cubierta verde de tipo sedum ayuda a absorber 5kg de CO2 al año. Puede no parecer mucho, pero imaginaros que todas las cubiertas de una gran ciudad contaran con cubiertas verdes de este tipo, seguramente conseguiríamos mejorar la calidad del aire y, en definitiva, la calidad de vida de sus habitantes, aparte de darle un uso y un aspecto más alegre y natural a las azoteas de nuestras viviendas.