Arquitectura Virtual

Recuerdo esta frase de un profesor de la carrera: “en el futuro ya no se construirán edificios, no vais a construir edificios, la arquitectura será virtual”. Hace unos años esta afirmación parecía una locura, pero hoy en día, aunque está claro que la arquitectura física no va a desaparecer, la arquitectura virtual también es una realidad.

Diseño en planta y previsualización del resultado mediante sistema de realidad virtual.

Gracias a los grandes avances de la tecnología y de nuestros ordenadores, en la actualidad podemos hacer tours a través de imágenes en 360º con unas calidades y detalles de renderizado muy altas. También son muy comunes los vídeos de gran realismo para presentar al cliente nuestras propuestas arquitectónicas hasta tal punto que, en los mismos, interactúan personajes reales con arquitectura virtual sin que apenas podamos distinguir la realidad de la ficción. Estos recursos, que hace unos años parecían sólo accesibles a las grandes productoras de cine, están cada vez más al alcance de pequeñas empresas de arquitectura. Como ejemplo el siguiente vídeo:

Spot de Urbansimulation. La arquitectura es digital fusionada con paisajes y personajes reales.

Pero la arquitectura inmersiva va más allá. Nos permite penetrar en los espacios, ser nosotros mismos los protagonistas y observar detenidamente cada detalle del proyecto y la verdadera escala del mismo. También se trata de una herramienta de gran ayuda en la gestión de las obras, ya que todos los trabajadores involucrados entenderán claramente el resultado final que se persigue, evitando los típicos errores de interpretación de planos.

Adaptador para conseguir experiencias de realidad virtual con el móvil.

En Arrevol estamos puestos al día y ya ofrecemos a nuestros clientes esta tecnología:

 Haz click en la imagen y visita nuestro tour virtuales

Haz click en la imagen y visita nuestro tour virtuales

Hay que utilizar el ratón para mover la cámara haciendo clic, pero el resultado es muy interesante. Imaginaros con unas gafas de realidad virtual puestas, con las que la cámara se desplaza de acuerdo a los movimientos de tu cabeza. A continuación, podéis ver otro ejemplo de video en 360º de arquitectura virtual. 

Unreal Engine. Demo de arquitectura inmersiva 360º en vivienda unifamiliar.

Y en este otro vídeo se reproduce la visita virtual a una vivienda, o mejor dicho a una futura vivienda. Este tipo de visualización será de gran ayuda en la relación arquitecto-cliente ya que permitirá mostrar y poner a prueba en todo momento el resultado final.

Unreal. Video inmersivo de visita a la futura reforma de un apartamento en Londres. Todo es digital.

Sus posibilidades son muy interesantes: ¿podremos un día modificar los materiales de nuestra futura vivienda mientras estamos inmersos en una recreación virtual de la misma? ¿Será parecido a como cuando hoy en día configuramos un vehículo online, solo que a la vez podremos ir recorriéndola gracias a unas gafas de realidad virtual? Parece ser que sí, mira el siguiente video:

Tour con edición de acabados en vivienda. 3D inmersivo.

La arquitectura virtual (también llamada VR o inmersiva) permitirá analizar con detalle los proyectos arquitectónicos no solo a una persona, sino a equipos completos, estos podrán editarla y experimentarla simultáneamente. Gracias a un dispositivo de realidad virtual, podremos hacer un seguimiento exhaustivo de la obra pudiendo visualizar en todo momento el resultado final, corregir errores y discutir cualquier asunto a distancia con nuestros socios o clientes, teniendo en todo momento el proyecto y sus componentes ante nuestros ojos.

Microsoft HoloLens junto con Trimble. En este caso se combinan el mundo real y el virtual, este último es editable en tiempo real.

En resumen, la arquitectura virtual tiene un gran potencial de cara a las fases de desarrollo de los proyectos que, cada vez más, se hacen a distancia o incluso en equipos con miembros en distintas localizaciones. Esta tecnología facilitaría en gran medida el diseño en conjunto, la puesta en común entre diferentes equipos y la presentación de los resultados al cliente, que ya no tendrá que imaginar todo en su cabeza y podrá experimentar el producto, el proyecto, con un detalle y fiabilidad desconocidos hasta la fecha.

Presentación virtual a un cliente de un proyecto de arquitectura.

En cuanto a la frase del profesor de la carrera con la que empezábamos el post, ante estos avances imparables, lo mismo acabamos haciendo espacios habitables de lo más básicos, en los que la gente se pone unas gafas de realidad virtual y ¡a disfrutar! Pero en Arrevol creemos que, a no ser que acabemos como en Matrix, siempre antepondremos la posibilidad de tocar, de sentir y de vivir de primera mano lo que es una arquitectura y una sensación real antes que una realidad virtual, por muy a medida y perfecta que sea.