7 materiales compuestos de madera para una arquitectura sostenible

La madera se ha utilizado en la construcción durante milenios y su uso nunca ha cesado, pero en el último siglo ha pasado a ser un material secundario frente a materiales más económicos y resistentes. Esto ha cambiado radicalmente en los últimos años, la conciencia medioambiental ha despertado un nuevo interés por este material ecológico y sostenible. Gracias a este renovado interés los avances y las investigaciones con madera se han multiplicado y cada año salen nuevos y sorprendentes materiales al mercado basados en la madera.

 

KLIUCORK – CORCHO PROYECTADO

Kliucork es un revestimiento natural, ecológico, renovable, reciclable y biodegradable. Este novedoso revestimiento se compone exclusivamente de corcho, el cual se obtiene del descortezamiento del alcornoque, sin necesidad de talar ningún árbol, lo que permite a este árbol recuperar a las pocas horas su ciclo natural, generando una nueva corteza.

Gracias a la suberina y la cera presentes en el corcho se obtiene un producto casi impermeable. El corcho proyectado de Kliucork está tratado para lograr una impermeabilidad completa, además la estructura alveolar y la baja densidad del corcho confieren a este revestimiento proyectado otros usos en construcción como aislamiento térmico, aislamiento acústico o protección al salitre.

Como dato curioso, la producción mundial de corcho procede del alcornoque mediterráneo, donde Portugal produce un 61%, España un 30%, e Italia un 6%. En el caso de España, la producción de corcho se concentra en Andalucía, Extremadura y Cataluña. 

 

FRAUNHOFER WOOD FOAM – ESPUMA DE MADERA

La empresa alemana Fraunhofer ha desarrollado una espuma de madera compuesta en un 100% de materias primas renovables gracias a la ausencia de adhesivos sintéticos. Este material tiene una estructura de poro abierto y es sorprendentemente ligero, su densidad es de entre 45 a 200 Kg/m3.

El interés principal de este material no reside en su uso directo sino en su función como núcleo de otros compuestos híbridos que tengan la necesidad de ser ligeros y ecológicos. Esta espuma se puede combinar a modo de panel sándwich con materiales como maderas, metales, plásticos, hormigón o WPC (Wood Plastic Composite), compensando así las desventajas propias de la madera. Los paneles que combinan la espuma de madera con hormigón se usan para construir elementos fácilmente industrializables para edificios prefabricados.

 

RESYSTA – MADERA 100% LIBRE DE MADERA

A simple vista parece que estamos ante una madera sintética como cualquier otra, de las que combinan fibras naturales con altos porcentajes de plásticos y aditivos y encontramos en terrazas a lo largo y ancho del mundo, pero Resysta no es así. Este material es el resultado de 15 años de investigación y aunque resulte sorprendente, no contiene ni madera ni plásticos. Resysta está compuesto de aproximadamente un 60% de cáscaras de arroz, un 22% de sal común y un 18% de aceite mineral.

Materiales que componen Resysta.

Este material híbrido tiene un aspecto e incluso un tacto casi idéntico a la de una madera tropical. Además, Resysta tiene una durabilidad, resistencia e impermeabilidad muy altas, lo que lo convierte en el material ecológico perfecto para acabados exteriores. Su composición lo hace resistente a sol, lluvia, nieve y agua salada.

 

WOODEN TEXTILES – TEXTIL + MADERA

El estudio de diseño Elisa Strozyk es el creador de este novedoso material que combina tela y madera al 50% creando una sensación extraña, ya que huele y se siente como una madera pero no se comporta como una al tratarse de un material flexible. Se compone de una base textil sobre la que se van fijando finas piezas triangulares de madera. Dependiendo del tamaño y geometría de esos triángulos obtendremos una mayor o menor flexibilidad del material.

Este estudio de diseño ha trabajado con distintos diseñadores y arquitectos para realizar todo tipo de aplicaciones con este nuevo material aprovechando su versatilidad, desde revestimientos en paredes a cortinas, sábanas o incluso lámparas.

 

ECOVATIVE – COMPUESTO AGRÍCOLA

Ecovative es una empresa situada en Nueva York cuyo objetivo es desarrollar y producir materiales que tengan un impacto positivo en el medio ambiente sin tener que subir costes o bajar calidades. La forma en la que han logrado esto ha sido gracias a un compuesto de productos agrícolas desechados por granjas cercanas aglutinadas por el micelio de un hongo.

El micelio es la parte vegetativa del hongo y puede crecer hasta 1mm a la hora. Esta capacidad de crecimiento es lo que aprovecha Ecovative para crear sus compuestos. El proceso de fabricación consiste en combinar en moldes partículas de subproductos agrícolas con el micelio y dejarlos crecer juntos durante 6 días para, a continuación, sacarlos del molde, secarlos y enviarlos para su uso. Sobra decir que los compuestos de Ecovative son productos 100% orgánicos y ecológicos, libres de todo tipo de agentes químicos.

En la tienda de Ecovative podemos encontrar no solo pequeñas piezas de decoración o mobiliario, sino también paneles y bloques de extraordinaria resistencia y pensados para la construcción ecológica, o cuero creado con micelio. Y si este proceso te fascina tanto como a nosotros, puedes comprar directamente los moldes, los desechos agrícolas y el micelio para crear tus propias piezas en casa.

 

KARUUN – MADERA MOLDEABLE Y FLEXIBLE

El ratán es una fibra vegetal formada por tubos capilares que transportan el agua y que dan vida a cerca de seiscientos tipos de palmeras trepadoras. “Out for space” creo Karuun aprovechando las cualidades naturales del ratán, sustituyendo el agua de los capilares por agentes voluminizadores que confieren a la madera una mayor resistencia, firmeza y durabilidad frente a las inclemencias del tiempo.

El aspecto de este material es especialmente característico. Gracias al proceso desarrollado por “Out for space” se puede dar el color que se desee a la madera y, al mismo tiempo, lijarla para quitar imperfecciones ya que la madera no va pintada sino que lleva la pintura por dentro. Además, este material permite el moldeado con aplicación de calor o vapor y la ausencia de uniones visibles.

 

MALAI – BIOCOMPUESTO DEL COCO

Malai es un nuevo material desarrollado a partir de celulosa bacteriana completamente orgánica y sostenible, cultivada en residuos agrícolas procedentes de la industria del coco en el Sur de la India. Una pequeña planta procesadora desecha hasta 4.000 litros de agua de coco al día, lo que equivale a 320 m2 de Malai.

Este biocompuesto es flexible,  duradero y resistente al agua, y tiene una sensación similar a la del cuero o el papel. Habitualmente se desarrolla en láminas que pueden ser usadas como revestimientos interiores o para muebles, pero con el uso de moldes también se pueden crear objetos tridimensionales.

 

CONCLUSIÓN

Sin lugar a dudas, el futuro de la construcción y la arquitectura será ecológico, sostenible y reciclable y eso significa que este tipo de materiales de los que hemos hablado aquí y de los que muy pocos han oído hablar, jugarán un papel muy importante en la arquitectura de los próximos años.