5 Consejos para la fotografía de interiores

La mejor forma de describir un espacio arquitectónico es a través de la fotografía, pero conseguir imágenes que realmente sean capaces de describir un espacio no es tarea sencilla.

En la mayoría de las ocasiones los arquitectos acostumbran a contratar a un fotógrafo profesional para que se encargue de esta labor. Es muy habitual contar con un profesional experimentado en la materia para lograr los mejores resultados, pues este tipo de imágenes no resultan nada fáciles de idear y plasmar. Aún así, cualquier persona, fotógrafo o no, puede alcanzar magníficos resultados si practica y sigue unos sencillos consejos.

1 – LA LUZ, LA HORA Y EL DÍA

Cada espacio tiene unas condiciones de soleamiento que debemos conocer antes de tomar ninguna fotografía en un interior. Conocer la orientación de los huecos es primordial. También resulta de vital importancia saber el tiempo que va a hacer el día que se vayan a tomar las fotos, así como la posición del Sol. Para esto último existen varias aplicaciones gratuitas para móvil que nos pueden ayudar.

La clave está en lograr la mayor cantidad de luz natural posible en el interior sin que el sol entre directamente en el espacio que deseamos fotografiar. El momento de mayor luminancia normalmente se corresponde con el momento del día en el que el Sol está más alto. Aún con toda la luz natural que pueda entrar, es muy recomendable tener siempre encendidas todas las luces que encontremos en la estancia a fotografiar.

Si vemos que hay demasiada luz en el momento de la fotografía, todas las cámaras actuales y la mayoría de smartphones, incluyen la opción de variar los niveles de exposición, lo que nos permite capturar la cantidad de luz perfecta sin tener que esperar horas… si es que somos algo impacientes.

2 – ENCUADRE

Una de las mayores dificultades de la fotografía es el encuadre. Saber que sacar en cada foto y de qué forma puede resultar muy complicado si no se tiene experiencia. Pero esto tampoco quiere decir que necesitemos conocimientos de composición para sacar una buena fotografía, vale con tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Procurar siempre que las líneas verticales no aparezcan inclinadas.
  • Mostrar la misma cantidad de suelo que de techo. Buscar equilibrio en la fotografía a no ser que deseemos mostrar algún elemento concreto del suelo o del techo.
  • En espacios reducidos sacar las fotografías desde las esquinas.
  • Probar, probar y probar. Si en algo nos ha ayudado la fotografía digital es que ahora podemos sacar cuantas fotos queramos sin preocuparnos. Si no sabes cuál será el encuadre más interesante, realiza varios, prueba hasta acertar.

3 – TRÍPODE Y APERTURA

Aunque el trípode es uno de los elementos más básicos del equipo de un fotógrafo, en muchos casos, aquellos que solo somos aficionados a la fotografía, lo dejamos olvidado, relegado en el fondo de un armario, o ni siquiera contamos con uno. Pero en la fotografía de interiores el trípode es tan esencial como lo es la propia cámara.

Para sacar fotos de espacios cerrados debemos procurar que todo lo que se muestra en la fotografía aparezca enfocado. Para lograr esto deberemos ajustar la apertura de nuestra cámara a un valor grande (correspondiente a una apertura reducida) pues de esta forma conseguimos una mayor profundidad de campo. El problema de las aperturas pequeñas es que impiden que entre suficiente luz a la cámara, obteniendo así imágenes más oscuras, por ello para compensar este oscurecimiento debemos reducir la velocidad de obturación (aumentando el tiempo de exposición) de la fotografía y, por lo tanto, necesitaremos hacer uso del trípode para evitar movimientos mientras la fotografía se está tomando.

4 – ORDEN Y LIMPIEZA

Si estamos sacando fotos de un espacio amueblado es muy probable que nos encontremos multitud de elementos que no deseamos mostrar en las fotografías. Puede que hayas organizado todo el equipo fotográfico, puede que hayas esperado el día perfecto para tener la mejor luz, pero hasta que no llegues al edificio en cuestión no sabes lo que te vas a encontrar.

Antes de empezar a sacar ninguna foto es recomendable, y muchas veces necesario, limpiar bien el lugar que se va a fotografiar. Pero aparte de la limpieza también se debe de tener mucho cuidado con que elementos de decoración o mobiliario aparecen en nuestro encuadre y de qué forma lo hacen. Ante la duda siempre es mejor quitar elementos, ya que los espacios muy recargados no nos dejan apreciar al verdadero protagonista de la fotografía, la arquitectura.

5 – CAMERA RAW

Una vez tengamos las fotos llega el momento del retoque fotográfico. Incluso los mejores fotógrafos del mundo pasan sus fotografías por programas de retoque como Photoshop para lograr mejores resultados, y los que no somos expertos también debemos aprovechar estas herramientas.

En este blog ya hemos hablado varias veces de Photoshop, pero nunca de su plugin Camera RAW. Este plugin es la herramienta perfecta para aquellos que no se manejan bien con Photoshop debido a su sencillez. Con tan solo mover un deslizador podemos cambiar la temperatura de color, la exposición, el nivel de blancos y negros o corregir la perspectiva.

Hay que tener en cuenta que Camera RAW está pensado para mejorar fotografías sin procesar o en crudo (RAW), que son las que podemos tomar con una cámara réflex. El plugin puede abrir otros formatos de imagen pero las modificaciones que hagamos no funcionarán igual de bien.

Y si después de todo esto tus fotografías siguen sin convencerte entonces es el momento de seguir el consejo de Robert Cappa:

“Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca.”